Nosotros

Muy buenas y bienvenido a esta sección de la web en la que vamos a mostrar quiénes somos y por qué hemos lanzado este proyecto.

Soy Marcos Séculi, y aunque en la foto pueda parecer que llevo años bailando y que entro a la pista como Pedro por su casa… déjame que te cuente por qué no es así…

Marcos y Vane Bailando

Este soy yo ahora, pero hasta hace poco la historia no era tan bonita.

Como explico en el podcast, voy a clase de baile desde hace varios años. Me apunté a mi primera clase un martes de 2011 y desde entonces no he dejado de aprender.

Después de tanto tiempo me he dado cuenta de las horas que he invertido y lo lento que ha sido el aprendizaje, porque hasta hace bien poquito todavía me sentía inseguro cuando tocaba sacar una chica a bailar.

¿Sabes a qué me refiero verdad?

Sentía una vergüenza que se apoderaba de mí y me impedía disfrutar al 100% del baile. En clase podía hacer todas las figuras que aprendíamos pero en el social me quedaba totalmente en blanco.

Veía a tantos chicos, y chicas, disfrutar en la pista que el sentimiento de querer y no poder me desanimaba cada vez más. Hasta que me cansé.

Pensé que no podría continuar así y decidí tomarme en serio el aprender a bailar; y entonces me di cuenta que debía sacrificar muchas otras cosas para poder ser mejor bailarín y mejorar mi estilo, aunque no era fácil.

Tenía muy claro que:

  • Quería dedicar más horas al baile.
  • No quería abandonar y dejar de lado tareas que requieren mi responsabilidad: como dedicar tiempo a mi pareja, a mis amigos, a mi familia, …

Hablé con mis otros compañeros de clase y todos decían lo mismo. «Que si el trabajo, que si está muy lejos, que si al día siguiente madrugan»… resultaba muy complicado dedicar más horas y comprometerse a ir cada semana.

Entonces comprendí por qué muchos de mis compañeros que habían pasado por mi clase acababan desapuntándose tarde o temprano.

En ese momento pensé: Marcos, ¿por qué no creas un sistema de aprendizaje online 100% adaptado a los horarios de los alumnos y ayudas, no solo a ti, sino al resto de personas que están en la misma situación?

Y así nació BailarSonrisas.com, una academia de baile online que quiere ayudar al máximo número de personas a disfrutar bailando, a quitarse el miedo de sacar una chica a bailar -o miedo a que saquen a una chica, porque esto también es para vosotras-, y todos sientan ese subidón de alegría tan agradable que se siente después de una noche de baile social.

Soy Lutty Moreira (¡ojo: se pronuncia “Luchi”!). Hay quien me ve hoy viviendo y respirando baile 24/7 cree que, por ser brasileño, “Bailar se lleva en la sangre”. ¡Pues no!

Lutty Bailar Sonrisas

Foto: Liubov Lezhneva

Ni siquiera iba a discotecas a menear el culete antes de 2010. Empecé a tomar clases de baile a principios de 2013, cansado de salir de fiesta con mis amig@s en Barcelona y parecer un pato cojo en la pista.

Hice una clase de prueba de salsa gratis, y a pesar de sentirme un pez fuera del agua, la clase fue muy divertida y me motivó a apuntarme al primer mes del curso. Y aquí estoy, enganchado…

Tardé unos 6 meses para empezar a salir a los sociales y otros 6 meses para sentirme cómodo sacando chicas a bailar. Y pasaron un par de años para empezar a ver el baile como una manera de conectarme con otras personas y conmigo mismo (por casualidad, mientras hacía clases en una academia llamada Connection Studios, en Australia).

He tenido y tengo profesores excelentes que me ayudan a mejorar no solo mi baile, sino también el cómo me siento bailando, y tengo que decir que esta locura por el baile me ha traído y me trae experiencias maravillosas.

Conozco gente maja cada semana, lo doy todo en congresos, busco dónde bailar en otras ciudades/países cuándo viajo, he tenido la experiencia de bailar en escenarios, y hasta he conseguido trabajo por cuenta ajena en el mundo del baile.

Y tooooda esta historia para explicarte una cosa: que Bailar Sonrisas es uno de estos maravillosos regalos que el baile me ha proporcionado. La idea de Marcos me convenció inmediatamente porque quiero que otras personas – ¡que todas las personas! – tengan la oportunidad de sentir la alegría que siento bailando.

Algo que tenemos muy claro y que siempre tenemos en consideración, sea construyendo la web, escogiendo profesores, grabando/editando vídeos, o pensando en cómo desarrollar el proyecto más adelante: Bailar Sonrisas es nuestra manera de devolver al mundo todo lo bueno que el baile nos da cada día. ¡Desde nuestro corazón, al tuyo!

¿Olvidaste tu contraseña?